Una obra de arte espectacular en una escuela argentina: fotografias geniales

Por Bartolomeo Difunto
No era la primera vez que visitaba una escuela pública argentina. Era la hora del recreo y yo estaba tomando un café junto a un profesor. Los chicos circulaban alegres y bulliciosos entre las diferentes zonas del patio. El aire estaba helado. Los rayos del sol caían. La institución educativa transcurría en la más plena naturalidad. En un instante, apoyado sobre una pared, mi campo de visión se topó con un objeto extraño. Un conjunto de sillas rotas de metal, apiladas unas sobre otras, de aproximadamente dos metros de altura, estaban situadas a mi lado, sobre un rincón del patio; ¿Qué carajo era eso?



Inmediatamente “desautomaticé” la mirada que realizaba sobre ese objeto y la reconfiguré en términos artísticos. Pensé que los empleados habían estado apilando sillas rotas en ese rincón sin jamás imaginar que estaban creando un objeto estético maravilloso, como curtidos artistas de arte moderno. Conjeturé que por diversas causas la escuela había estado construyendo una obra artística a través de sus propios medios. Artistas sin intención poética. Arte sin artista. La escuela tenía una bellísima obra de arte entre sus instalaciones.


Al pensar esto quedé maravillado. No podía creer que una institución pública de forma anónima haya creado ella misma un objeto de arte contemporáneo que metaforice de alguna manera su compleja situación (dejo en sus manos las interpretaciones del objeto, cada uno construye el sentido que puede).




















Para el que desconoce lo que es el Arte Contemporáneo y quiera hacer una comparación le expongo a continuación una obra de Picasso.

Monumento a Apollinaire (1928)



Sí lo que vistes te gustó por favor compartirlo.
Difundamos Arte y Cultura moderno.


Recuerda que nos puedes seguir por:
o recibir las publicaciones directamente en tu Email
Escribe tu Email aquí

Compartí este post con tus amigos!

...o también puedes seguir el blog en:

3 comentarios :

Luciano Rè

Post medio tirado de los pelos...
Me encanta el laburo que hacés por lo general, pero...

Anónimo

A mi me parece genial! Para podér valorarlo hay que saber el estado actual del arte. Esas sillas ganarían más de una exposiciones. En argentina, especificamente en ARTEBA, ganó un artista 50mil dolares por una obra de mierda. Era una bolsa de plastico de un comercio rellenas con unas sandalias y pescado podrido.
Luciano tenés que abrir la cabeza hermano! Olvidate que son unas sillas rotas! El arte es más que los modelos clásicos! Saludos Artenadas! Excelente web!

Armando

Excelente obra, lo caratularía como "arte improvisado"... recuerdo a Julio Cortazar hablando en un documental francés, y expresando una idea similar. Él tomaba en cuenta como era que el tiempo y las condiciones del ambiente, iban afectando a los diferentes afiches que se pegaban en las paredes francesas, unos sobre otros, y como de esta forma el desgaste generado, creaba una obra de arte realizada en ese caso, no sólo por una persona, sino por varias a la vez.
Vayamos a lo ético del concepto "arte"; ¿Dónde en una obra está el comienzo y el fin de de su expresión?, ¿ no es que el arte trasciende no sólo al espectador en ocasión, sino también a su propio autor? ¿ por qué pensar que la obra la realiza uno sólo, si en ese instante se cruza en inspiración más de un ideal a la vez, emoción, condiciones sociales, ambientales, etc para uno crear la noción particular? ¿ No será que esas influencias son radicales en su creación?, ¿ Quién debe considerar entonces, que es arte y que no? Interesante posición tomó Bartolillo en su descripción, saludos! Armando.

 

©2014 Fotos, Noticias, Curiosidades, Arte, Tecnología, Humor, Imágenes, Fotografía, Rarezas | Ir arriba ↑