¡A las vacas les gusta escuchar música! Conocimientos locos

Por Helena Claraboya


Las vacas tienen una gran sensibilidad por la música. Diversos estudios han demostrado que el uso de música con las vacas no sólo aumenta la producción de leche sino que las relaja haciéndolas más felices. Quizá esto pueda parecer una tontería pero para los productores ganaderos no lo es. Ya que las vacas que sufren cualquier tipo de maltrato, sea físico o "psicológico", endurecen su cuerpo y reducen la producción de leche. En términos económicos, una carne dura y una leche agria tienen un escaso valor en el mercado. De ahí la importancia para los productores el hacer "felices" a sus vacas.

Lo interesante es que las vacas son exquisitas a la hora de elegir canciones. Sus preferencias están dadas por ritmos alegres y melodías dulces. Como podemos escuchar en el video con "Cuando lo santos vienen marchando" tienen un particular gusto por la escala mayor (modo Jónico).


En algunos mataderos de Argentina y del mundo la música acompaña a las vacas durante todo el proceso del "sacrificio". Esto porque antes de entrar al recito las vacas presienten que algo malo les espera y se estresan en consecuencia. Con el uso de música, las vacas ingresan relajadas y son fusiladas en una muerte feliz.



Comentario en calzoncillos

Dos de los argumentos esgrimidos por los humanos para legitimar su muerte es que las vacas son tontas y que no sirven para nada. En primer lugar, habría que definir que entendemos por "tontas". En términos musicales, las vacas parecen entender a la música mucho mejor que una gran porción de personas del planeta. En este caso, el tonto no seria la agraviada vaca sino aquellos infelices que ingieren sin digerir cualquier producto músical que les arroja el mercado. Por otro lado, algunos dicen que las vacas "no sirven para nada" y así legitiman su muerte. Si definimos al "sirven" como la utilidad que brinda el sujeto a su comunidad podemos deducir, si continuamos el razonamiento vaca+inutilidad =muerte, que la sociedad debería matar a grandes cantidades de ciudadanos debido a su inutilidad social. En primer lugar, a los especuladores financieros y políticos corruptos. En segundo lugar, a los funcionarios parásitos y a los educadores burócratas. Por último, a toda la masa consumista cuyo ideal de vida es repetir pavadas como "las vacas son tontas y no sirven para nada". 

Fuentes:
Recuerda que nos puedes seguir por:
o recibir las publicaciones directamente en tu Email
Escribe tu Email aquí

Compartí este post con tus amigos!

...o también puedes seguir el blog en:

0 comentarios :

 

©2014 Fotos, Noticias, Curiosidades, Arte, Tecnología, Humor, Imágenes, Fotografía, Rarezas | Ir arriba ↑